why vintage is the new black - Camila Sánchez

why vintage is the new black

by - junio 19, 2019

No fue hace mucho cuando comencé a informarme y leer acerca de la sostenibilidad y la moda. Es un tema que ha cobrado algo de fuerza  en la industria en estos últimos años, pero del que no creo que se hable lo suficiente. Todos de alguna manera u otra hacemos parte de esta importante industria ya que, la ropa es un elemento importante en la vida de cualquiera. Pero muchos no saben que o quienes están detrás de las prendas que usan en su día a día y esto es un grave problema. 

Ya en el blogpost pasado (que por cierto si no lo han leído pueden hacer click aquí para ponerse al día) les hable sobre la verdad detrás de muchas marcas de ropa y porque como consumidores debemos informarnos y estar al tanto de estos temas. Hoy les traigo este nuevo post para contarles sobre pequeñas acciones que pueden tomar para cambiar la manera en que consumen sin dejar de ser fashion icons. 


Cuando comencé a leer y aprender acerca de lo mucho que contaminan las marcas fast fashion el planeta, y como estas a su vez explotan a sus trabajadores de una manera muy injusta debo admitir que no sabía que hacer. Yo crecí siendo fan de Inditex y era fiel a sus marcas, pues amaba lo fácil y económico que era estar a la moda sin complicarme mucho la vida. Fui por muchoooo tiempo de esas personas que compraban y compraban y dejaban que la ropa se amontonara en su closet porque ya todo eso "no estaba de moda" y no tenia ni idea que lo que hacia contaminaba el medio ambiente ni mucho menos que las personas que hacían mi ropa probablemente estaban siendo explotadas laboral mente. 

Mi pensamiento cambió por completo cuando me vi el documental The true cost en Netflix que me puso a reflexionar acerca de mi rol como consumidora y como mi manera de comprar puede hacer un pequeño impacto. En ese momento me propuse a cambiar mis hábitos para generar un pequeño cambio y así fue como lo hice:


Dejé de comprar tanto en Inditex 

Este fue mi primer paso. Y aunque suena como algo sencillo, no lo es para una persona como yo que solo se dedicaba a comprar en estas marcas y no veía más allá. Poco a poco comencé a descubrir marcas nuevas que hacían ropa divina y eran ética mente responsables. No se trata de dejar de comprar fast fashion por completo. Se trata de comprar mucho menos, siendo conscientes de que hay muchas más opciones y haciéndonos siempre la importante pregunta ¿Quién hace mi ropa?




Busqué opciones más sostenibles

Me obsesioné con la moda sostenible y comencé a buscar opciones eco-friendly para ayudar el planeta. Oigan, existen MUCHÍSIMAS opciones y muchas marcas que ya tienen esto en cuenta. Una muy buena opción es comprar vintage o de segunda.



yo hice esta falda con tela reciclada


Comencé a reciclar mi ropa

Algo que me ha encantado hacer últimamente es transformar ropa vieja en algo totalmente nuevo y a la moda. Sé que esta opción es un poco más complicada y se necesita algo más de técnica pero no se pierde nada intentando. Amo recolectar toda la ropa vieja en los closets de mi casa, cortarlas y transformarlas en algo totalmente nuevo. Lo que más amo de esto es que aparte de estar literal reciclando ropa, tengo prendas únicas que nadie más en el mundo tiene o tendrá.



Este top antes era un vestido

Compré mucha moda local

La moda local es una gran opción para comenzar a consumir de manera más consciente. Hay muchas marcas llenas de talento Colombiano que ofrecen prendas a la moda, de muy buena calidad y buenos precios. No todas se dedican a producir prendas eco-friendly pero muchas de estas marcas producen bajo un modelo de negocio slow fashion, lo cual contamina mucho menos que otras marcas internacionales. 



vestido: @bylilygomez
bolso: @hmp10


Espero que estas opciones les sirvan de algo para comenzar a cambiar  para bien la manera en que consumen moda. 



mucho amor,



lots of love,
mila

You May Also Like

0 comments